Remar al atardecer

Últimamente hemos organizado unas cuantas quedadas para ver el atardecer desde nuestras tablas de paddle surf y kayaks y la verdad es que han sido todo un éxito. En invierno sobretodo, los atardeceres son espectaculares y siempre pensábamos “esto lo tenemos que compartir” cada vez que salíamos.

Cuantos más, mejor
No fue hasta que nuestro amigo Sandro organizó la primera salida popular en Almuñécar que nos animamos a hacer quedadas. ¡Es mucho mejor en compañía! Mirar alrededor y compartir ese momento en el que el sol desaparece por el horizonte con gente que aprecia el entorno al igual que tu, es algo muy especial.

    

Razones para disfrutar del mar en invierno
Para los que aun no estáis convencidos por el frio, o porque pensáis que “el mar es solo para el verano” deciros que: 1. tenemos trajes de neopreno para dejaros pero no se pasa NADA de frio ya que volvemos justo después de ponerse el sol y estamos en movimiento continuamente remando, 2. la bahía es nuestra en temporada baja, no hay absolutamente nadie y la sensación de relax es total en medio del mar, 3. es una manera genial de conocer a gente con la que compartes gustos y aficiones… y ya vamos a dejar de enumerar motivos porque os vamos a aburrir. Lo mejor: que estés atento/a a nuestras redes sociales para enterarte de cuándo nos volvemos a reunir.

Si por otro lado prefieres salir con tu amigo, amiga, mascota, pareja…puedes alquilar y salir por tu cuenta.

 

El primer Sunset Paddle

El pasado 27 de julio organizamos nuestro primer SUNSET PADDLE en La Herradura, os contamos un poquito de lo genial que estuvo:

¿Se animará la gente?
Anunciamos el evento con un poco de incertidumbre por ser la primera vez ¿se animará la gente? ojalá que si porque ¡nos encantaría compartir ese momento con ellos! La verdad es que siempre salimos por nuestra cuenta cuando acaba el día  y nos decimos “que bueno estaría compartir este momento con nuestros clientes”, también entusiastas del mar y de nuestro entorno. El caso es que era verano y como es normal ¡todo el mundo reservó a última hora! Todas las tablas, todos los kayaks…reservados, más la gente que vendría con su propio material. Sería la bomba ver a tanta gente junta remando.

La unión hace la fuerza
Contamos con la participación de varias empresas de la zona que pusieron su granito de arena en forma de premios, participantes o material. Marae aventura trajo sus kayaks y a muchos de sus intrépidos clientes que no se quisieron perder el evento (se hicieron notar, no faltaron las risas) Marengo también puso sus tablas y kayaks y empresas como Maya tattoo, Salitre, No Name, Rape o 18 nudos aportaron regalos para el sorteo que realizamos al finalizar el evento.

Más de 70 participantes
Fueron llegando los participantes y más participantes, y más y más…hasta que nos juntamos unas 75 personas! De todos los niveles y edades. Fue increíble ver como partimos hacia el horizonte remando todos juntos. La espectación en la playa era total. No faltaron las risas, el compañerismo y el buen rollo. Remamos hacia la Punta de la Mona para después girar hacia Cerro Gordo en el momento en el que caía el sol sobre el mar. Paramos para contemplarlo y sacar unas fotos y seguimos hacia Calaíza bordeando el acantilado rocoso mientras caía la noche.

No podía faltar un poco de fiesta
Estaba claro, era sábado, verano y estábamos de muy buen rollo. Playa Mango, el nuevo chiringuito junto a nuestras instalaciones, nos tenía bien preparada la llegada. Cervezas fresquitas, tapeo y buena música. Llegó el momento del sorteo y todo fueron risas y cachondeo (sobretodo el equipo Marae) ¡Maya tattoo sorteó un tatuaje! 18 nudos unas clases de surf, CS Custom, No Name camisetas, merchandising de Salitre y Rape…y nosotros también. ¡No nos faltó de nada! Y todo salió a pedir de boca. Para repetir una y mil veces.