Últimamente hemos organizado unas cuantas quedadas para ver el atardecer desde nuestras tablas de paddle surf y kayaks y la verdad es que han sido todo un éxito. En invierno sobretodo, los atardeceres son espectaculares y siempre pensábamos «esto lo tenemos que compartir» cada vez que salíamos.

Cuantos más, mejor
No fue hasta que nuestro amigo Sandro organizó la primera salida popular en Almuñécar que nos animamos a hacer quedadas. ¡Es mucho mejor en compañía! Mirar alrededor y compartir ese momento en el que el sol desaparece por el horizonte con gente que aprecia el entorno al igual que tu, es algo muy especial.

    

Razones para disfrutar del mar en invierno
Para los que aun no estáis convencidos por el frio, o porque pensáis que «el mar es solo para el verano» deciros que: 1. tenemos trajes de neopreno para dejaros pero no se pasa NADA de frio ya que volvemos justo después de ponerse el sol y estamos en movimiento continuamente remando, 2. la bahía es nuestra en temporada baja, no hay absolutamente nadie y la sensación de relax es total en medio del mar, 3. es una manera genial de conocer a gente con la que compartes gustos y aficiones… y ya vamos a dejar de enumerar motivos porque os vamos a aburrir. Lo mejor: que estés atento/a a nuestras redes sociales para enterarte de cuándo nos volvemos a reunir.

Si por otro lado prefieres salir con tu amigo, amiga, mascota, pareja…puedes alquilar y salir por tu cuenta.